Todas las páginas de Adaix usan cookies. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información en nuestra política de cookies.

Seguro de Esquí

¿Quieres disfrutar de la nieve con toda tranquilidad?

Si eres un amante de la nieve desde Adaix te ofrecemos la posibilidad de que no renuncies a la seguridad en tus aventuras este invierno.

Dado el riesgo que supone la práctica de actividades como el snowboard o esquí contamos con diferentes coberturas abarcan desde los gastos médicos en caso de accidente, hasta el robo del material deportivo.

Entre las coberturas básicas de un seguro de esquí se encuentran las siguientes:

  • Rescate del asegurado en pista
  • Gastos farmacéuticos, de hospitalización y quirúrgicos
  • Repatriación en caso de accidente o fallecimiento.

Compara tu Seguro de Esquí ¡saldrás ganando!:

Datos del Lugar de Viaje

Datos de Los Asegurados y Tipo de Viaje

Datos de Contacto

Información de seguro de esquí

Los seguros de esquí son pólizas que te cubren cuando practicas esquí o snowboard y que te aseguran en el caso de sufrir algún accidente, grave o leve, en el supuesto de verte obligado a anular un viaje o si pierdes o te roban tu equipo, necesario para la práctica del deporte. Están dirigidos a aquellos que practican estas actividades de forma no profesional en las estaciones de esquí o instalaciones destinadas a su práctica.

Un seguro de esquí puede asumir desde los costes originados por un rescate en una pista española hasta los generados por uno en Canadá.

Tipos de seguros de esquí

Existen diferentes tipos de seguro de esquí adaptados a las necesidades del cliente, cuyo precio y coberturas varian según determinados criterios como el número de días o de asegurados, las coberturas a incluir, el tipo de deporte que se practique o la contratación previa del viaje. Desde la web de Seguros de Adaix le ofrecemos la posibilidad de comparar los diferentes productos que puede encontrar en el mercado con un único formulario y en tan solo unos minutos que mejor se ajuste a sus necesidades.

Y es que en deportes de nieve como el esquí o el snowboard “más vale prevenir que curar” porque hasta los mayores expertos pueden sufrir un traspiés o verse afectados por las consecuencias de un temporal que requiera ayuda externa. Tales accidentes si se cuenta con el seguro apropiado pueden quedar en pequeños sustos, ya que los costes en caso de no contar con póliza podrían ser desmesurados, y acarrearnos mayores consecuencias que las generadas por el propio incidente.

¡Disfruta de la nieve con toda tranquilidad!